¿Quieres saber cómo acompañar el jamón de pato?

Te daremos unas pistas para que sepas  cómo servir el jamón de pato, pero primero déjanos que te contemos qué es y de dónde procede.

El  jamón de pato curado es un producto procesado que procede de la pechuga de pato cebado, también denominada tradicionalmente como magret. Su proceso de elaboración se asemeja al del jamón de cerdo; tras un proceso de salazón la carne de pato se somete a desecación en instalaciones o secaderos controlados.

Es interesante resaltar que en el caso del jamón de pato el proceso de salazón  le aporta ese color y aroma de curado tan delicado y característico, y en el proceso de secado-maduración los cambios de temperatura y  humedad controlados le confieren esa textura homogénea y poco fibrosa.

El resultado es una carne roja curada con una fina capa de grasa.

Es un producto delicado y exquisito a la par que versátil. Puedes usarlo como ingrediente principal en ensaladas y aperitivos, así como de guarnición dándole un toque crujiente a  sopas y cremas.

Podrás encontrar el jamón de pato curado en distintos formatos: en una pieza entera de 280 gr aproximadamente,  o loncheado en estuches de 200 gr, 100 gr o 50 gr.

A continuación te vamos a mostrar una receta súper sencilla y rápida de elaborar. Un bocadito gourmet con el que te descubrimos una manera facilísima de cómo servir el jamón de pato, y  con la que sorprender a los más foodies de la casa.

¡Empezamos!

Ingredientes

Elaboración

Sacamos las lonchas de jamón de pato, deberán estar 20 minutos a temperatura ambiente antes de consumirlos.

Cortamos el cebollino y reservamos.

Cortamos unas rebanadas de pan y las tostados (por ambas caras)

Freímos los huevos de codorniz en aceite caliente y abundante.

Presentación

Presentamos la rebanada de pan con un huevo y 3 lonchas de jamón, espolvoreamos cebollino por encima. ¡Y listo!